Las Ciudades Planetarias de Luz en la Tierra Futura

Las Ciudades Planetarias de Luz en la Tierra Futura

2019/03/24 0 Por Álvaro Monreal

REUNIÓN DE CIUDADES PLANETARIAS DE LUZ
24 DE MARZO DE 2019

Propiedad Intelectual © David K. Miller.  Todos los derechos reservados.
davidmiller@groupofforty.com
www.groupofforty.com

Traducido por Álvaro Monreal

 

 

Saludos, soy Juliano. Somos los Arcturianos. Creo que es útil en vuestro trabajo observar el futuro de la Tierra y cómo se verá la Tierra del futuro. Cuando estáis hablando sobre la Tierra del futuro, a menudo lo describís como la Tierra de quinta dimensión o veis la Tierra como un planeta ascendido. Se ha debatido sobre qué partes de la Tierra ascenderán, por ejemplo, cómo podría ser posible que partes de la Tierra que todavía son densas y que aún están contraídas, sean capaces de ir a la Tierra de quinta dimensión.

A menudo comparo la ascensión personal con la ascensión de un planeta. ¿Cuáles son los requisitos para la Ascensión personal y cuáles son los requisitos para una Ascensión planetaria? Los requisitos para la ascensión personal pueden ser descritos de varias formas. La primera es que la persona debe alcanzar una cierta frecuencia de luz, debe alcanzar una cierta vibración de luz. Esto significa que para entrar en el estado ascendido debéis estar en lo que yo llamo una “frecuencia de resonancia” con ese estado de conciencia. Ahora, definamos esto en términos más concretos.

Para la ascensión personal, una frecuencia de resonancia significaría tener un nivel de compasión, tener una conexión con vuestro ser superior, ser capaces de vibrar en la intuición y en la comprensión superior, entender la relación entre juicio y compasión… Básicamente lo he definido como tener un cociente espiritual de luz superior. Esto significa que sois capaces de entender y utilizar conceptos espirituales y que entendéis la verdadera naturaleza de esta realidad y lo más importante: que habéis sido capaces de trascender las emociones inferiores, las emociones animales como los celos, la competencia y el dominio. No hay lugar para estas vibraciones inferiores, estas emociones inferiores, en la quinta dimensión. De hecho, si estáis vibrando en estas energías inferiores, no podríais pasar por los portales a la quinta dimensión.

 

Ahora veamos esto como un modelo para la ascensión planetaria. La ascensión planetaria requiere un determinado cociente espiritual de luz para el planeta completo. Ahora, esto es un esfuerzo extraordinario y es una tarea extraordinaria para evaluar la frecuencia de luz planetaria. Ciertamente, es una tarea extraordinaria intentar aumentar la frecuencia del planeta completo; pero para que un planeta ascienda, la frecuencia de luz, la frecuencia de luz espiritual de todo el planeta debe ser elevada. Esto incluye los principios operativos de todos los gobiernos, incluye los principios operativos de los países e incluye la frecuencia operativa de la biosfera y el medio ambiente, e incluye las frecuencias operativas de los patrones climáticos. Quiero decir que, es realmente una evaluación extraordinaria observar a todo el planeta y cuál es la frecuencia de luz espiritual del planeta.

Ahora hay muchas herramientas disponibles en 2019 para evaluar la frecuencia de luz espiritual de este planeta y estas son herramientas que no estaban disponibles hace cien años. Quiero decir que, hace cien años no había una manera fácil de evaluar la unidad global, no había una manera fácil de evaluar la cooperación mundial, no había una manera fácil de evaluar lo que sucede en los océanos.
Por su puesto, ahora tenéis estas capacidades para medir y evaluar la energía espiritual de este planeta. Tenéis la capacidad de decir: “bueno, esta área está en una frecuencia superior” o “este país está muy contraído…” Y es increíble cuando observo estos conceptos de energía holográfica porque, desde la perspectiva de la energía holográfica, cada país, cada entorno afecta al mundo entero y por eso hablamos de unidad mundial; pero se requiere esa vibración superior entre los países, incluso para que se comprenda este concepto. Entonces, si tuviera que evaluar la frecuencia de luz espiritual del planeta Tierra, necesitaría una computadora gigantesca para tener en cuenta todos estos factores diversos.

 

Sé que vosotros, como grupo, habéis trabajado para evaluar cada país y tratar de documentar lo que está ocurriendo. En general, algunos de vosotros habéis llegado a la conclusión de que las cosas parecen estar retrocediendo, que no parece que haya mucha evolución espiritual en esta tierra, sino que veis más polarización, veis más pobreza, veis más lucha y en realidad, estáis viendo o estáis concluyendo en que hay una degradación, hay una tendencia a la baja en el desarrollo espiritual general del planeta Tierra.

No estoy de acuerdo en que esto sea totalmente cierto porque en nuestra evaluación, digo que nunca antes ha habido tantas personas evolucionadas espiritualmente. Si nos fijamos en el número de personas evolucionadas espiritualmente que hay en este planeta, es un número muy alto. Podría decir que hay uno o dos millones o incluso más personas espiritualmente elevadas que están en el camino de la Ascensión. Este es un número extraordinario cuando miramos la historia de la Tierra y observamos a la población; pero el problema son los porcentajes. El problema es que, si consideramos la población completa de este planeta, que probablemente está cerca de los ocho mil millones, uno o dos millones de personas que buscan el camino de la Ascensión o digamos, uno o dos países, o ciertas áreas de luz, ciertas Ciudades Planetarias de Luz, siguen siendo una minoría; pero esto no significa que no sea importante.

 

Cuando miro las Ciudades de Luz digo que este es un grupo de personas que están realmente dedicadas a la ascensión del planeta y cuando miro la Tierra del futuro, podría decir que en la Tierra futura habrá más Ciudades Planetarias de Luz, habrá gente en estas Ciudades Planetarias de Luz trabajando con otras Ciudades de Luz; habrá integraciones de frecuencias espirituales. De hecho, uno de los desarrollos coherentes y contribuciones a la ascensión planetaria se realizará a través de las Ciudades Planetarias de Luz. En el futuro se reconocerá lo importantes que son las Ciudades Planetarias de Luz para la ascensión de la Tierra; pero desde esta perspectiva, que es vuestra perspectiva de 2019, todo parece abrumador, todo parece que va en la dirección equivocada. Pero hay semillas que se están plantando, hay energía que está siendo activada y esto se relaciona con la evolución.

Sabéis que hablo mucho sobre la evolución planetaria, al igual que hablo sobre la evolución personal. Y en la evolución personal hablo sobre la Luz Omega y el Hombre Omega, y cómo el nuevo Hombre-Mujer de quinta dimensión tendrá poderes cuánticos de conciencia superior de quinta dimensión. Ahora, cuando observo la nueva Tierra, cuando observo la Tierra futura, veo que habrá una Tierra Omega, que Gaia tendrá Luz Omega funcionando como principio operativo, que Gaia tendrá Energía Omega en su biosfera, que Gaia tendrá Luz Omega operando en los países; que los sistemas, incluyendo los sistemas económicos, políticos y ambientales, funcionarán según principios superiores.

 

Todos queremos que la Tierra entera ascienda, pero quizás haya lugares que todavía estén demasiado contraídos para participar en la ascensión del planeta; pero trabajamos juntos para la ascensión de toda la Tierra en el futuro y ese es nuestro objetivo como Sanadores Planetarios. Incluso si solo hay partes de la Tierra que estén listas para ascender y ascienden, estas siguen representando, holográficamente, una conexión muy poderosa con la ascensión de la Tierra entera. Por lo tanto, si una o dos áreas pequeñas en el planeta ascienden, mantendrán, holográficamente, una conexión con la Tierra de tercera dimensión y estarán ayudando.

Entonces, centrémonos ahora en la Tierra futura, veamos, visualicemos la Joya Azul como un planeta de quinta dimensión en el futuro, con muchas Ciudades de Luz sosteniendo energía de quinta dimensión, con el campo de Energía Omega, el campo de energía cuántica, que la Luz Omega opera influyendo en los campos de energía políticos, económicos, sociológicos, militares, ambientales, biosféricos…  Veamos, en nuestra meditación de hoy, la Tierra futura como un planeta de quinta dimensión y veamos, en particular, el Anillo de la Ascensión sosteniendo esta luz de quinta dimensión. Y veamos las Ciudades Planetarias de Luz contribuyendo, enormemente, a sostener y elevar la frecuencia de luz espiritual del planeta completo.

Entremos en meditación mientras sostenemos esta imagen de la Tierra de quinta dimensión.

(Silencio)

Permitid que la Luz Omega, la Luz Omega planetaria, la frecuencia de la evolución planetaria, sea descargada ahora en el núcleo del campo de energía de la Tierra. Permitiros, como Sanadores Planetarios, ser la fuerza guía para que esta Energía Omega influya y dirija a la Tierra hacia la evolución como planeta de quinta dimensión.

(Tonos)

Es emocionante participar en el desarrollo y la evolución del planeta Tierra hacia su estado ascendido. Sois muy apreciados y valiosos, semillas estelares dispuestas a participar a cualquier nivel, en el futuro de la Tierra ascendida.

Y así será. Soy Juliano. Buenos días.