EL EFECTO DEL MONO NÚMERO 100 Y LAS CIUDADES PLANETARIAS DE LUZ

EL EFECTO DEL MONO NÚMERO 100 Y LAS CIUDADES PLANETARIAS DE LUZ

2021/09/26 Desactivado Por Álvaro Monreal

­­REUNIÓN DE CIUDADES PLANETARIAS DE LUZ

canalización – 26 de SEPTIEMBRE de 2021

Propiedad Intelectual ©2021 David K. Miller.  Todos los derechos reservados.

Ninguna parte puede ser reproducida sin el consentimiento del autor.

davidmiller@groupofforty.com

P. O. Box 4074 Prescott, AZ 86302 USA

www.groupofforty.com

Traducido por David Arbizu

 

Saludos, soy Juliano. ¡Somos los Arcturianos! En el cambio planetario y la evolución, se encuentra un concepto importante en la teoría conocida como el Efecto del Mono número 100. En resumen, este efecto significa que cuando 100 monos aprenden juntos una nueva acción o tarea, entonces, mágica o cuánticamente, la población completa aprende la tarea. En el caso concreto del Efecto del Mono número 100, esto se refiere a una isla donde había 5.000 monos y 100 monos aprendieron la tarea nueva, que era cómo lavar la comida, y entonces, milagrosamente, los 5.000 monos la aprendieron. Esta es la idea de transformar y comunicar con un grupo grande desde un nivel cuántico.

 

Estoy utilizando el Efecto del Mono número 100 para hablar sobre la Sanación Planetaria, y específicamente para congregar a miembros del Grupo de Cuarenta de todo el mundo, a las personas que están interesadas en Sanación Planetaria y en el cambio planetario. La idea es que, una vez se alcance un cierto número de personas, la conciencia superior y las meditaciones superiores estimularán una activación. Nosotros exponemos que ese número es de 1.600.

 

Hoy quiero hablar sobre el Efecto del Mono número 100 en cuanto a utilizar este concepto para las Ciudades Planetarias de Luz. La idea es que una vez que haya un cierto número de Ciudades Planetarias de Luz fuertemente activadas, entonces esa situación activará cuánticamente el planeta. Cuando hablamos de Ciudades Planetarias de Luz, es interesante observar este concepto del Efecto del Mono número 100, porque, en muchos sentidos, una Ciudad Planetaria de Luz tiene la capacidad de tener una enorme influencia sobre el mundo.

 

Cuando pensáis en las Ciudades Planetarias de Luz, hay propiedades destacadas sobre las que hablar: En primer lugar, es una de las fuerzas más magnéticas y atractivas para que las personas entren en el Grupo de Cuarenta. En segundo lugar, las Ciudades Planetarias de Luz tienen la capacidad de formar una red, y esa red fortalece a cada Ciudad Planetaria de Luz, de manera que hay un efecto “cuántico” que cada Ciudad Planetaria de Luz no tendría individualmente. Sí que es cierto que el Proyecto de las Ciudades Planetarias de Luz, por sí mismo, desarrolla y ayuda a cada Ciudad Planetaria de Luz, a nivel individual, con su energía y sacralidad, pero los potentes efectos que tiene una Ciudad Planetaria de Luz aumentan al trabajar en red, por eso la idea del Efecto del Mono número 100, a nivel global, puede incrementar exponencial y potencialmente de una forma que puede incluso superar a los miembros individuales.

 

¿Cómo sería tener el Efecto del Mono número 100 trasladado e implementado en las Ciudades Planetarias de Luz? Básicamente, sería un movimiento mundial en el que de repente todas las ciudades querrían ser sagradas; en el que, de algún modo, todas las ciudades querrían proteger su energía espiritual; en el que todas las ciudades se comprometerían con la pureza y limpieza del medio ambiente; en el que todas las ciudades sentirían la interacción con Gaia.

Lo que estamos indicando para la sanación y la Sanación Planetaria es sacralidad, protección espiritual y la evolución de un campo de energía alrededor de cada Ciudad Planetaria de Luz que la conecte con energía superior de la quinta dimensión. Y esto puede llegar a ser un verdadero movimiento mundial, y con este movimiento mundial entonces veréis lo que llamo el Efecto del Mono número 100 por todo el planeta.

¡Qué bello enfoque para la meditación! ¡Qué bello objetivo, cuando ahora hay una necesidad apremiante de esperanza, cuando hay una necesidad desesperada de cambio, cuando muchas personas se sienten impotentes! Vosotros y vuestro trabajo están ofreciendo una esperanza y una solución a la crisis planetaria. Soy Juliano. Buenos días.

 

¡Comparte!